top of page

Queloides: Un Vistazo a su Origen, Aspecto Médico, Estético, y su Impacto en la Micropigmentación

Los queloides son una condición dermatológica compleja y a menudo incomprendida que afecta a muchas personas en todo el mundo. Estas cicatrices elevadas y gruesas pueden desarrollarse en la piel después de lesiones como cortes, quemaduras, perforaciones de orejas o incluso cirugías. Aunque las causas exactas de por qué algunas personas desarrollan queloides mientras que otras no no están completamente claras, hay varios factores que contribuyen a su formación.

Origen y Causas de los Queloides:

Desde una perspectiva médica, los queloides se forman debido a una proliferación excesiva de tejido cicatricial en respuesta a una lesión en la piel. En condiciones normales, después de una lesión, el cuerpo produce colágeno para reparar el tejido dañado. Sin embargo, en el caso de los queloides, el proceso de cicatrización se descontrola y el cuerpo produce demasiado colágeno, lo que resulta en una cicatriz elevada y gruesa que se extiende más allá del área original de la lesión.

Se cree que la predisposición genética juega un papel importante en la formación de queloides. Las personas con antecedentes familiares de queloides tienen más probabilidades de desarrollarlos. Además, las personas con piel oscura tienen una mayor propensión a desarrollar queloides en comparación con las personas de piel clara.

Perspectiva Médica y Estética:

Desde un punto de vista médico, los queloides no son peligrosos ni cancerosos, pero pueden ser dolorosos y pruriginosos. También pueden afectar negativamente la movilidad de las articulaciones si se desarrollan sobre ellas. Desde un punto de vista estético, los queloides pueden causar angustia emocional y afectar la autoestima de una persona, especialmente si se encuentran en áreas visibles del cuerpo como la cara o el cuello.

Existen varios enfoques para tratar los queloides, que van desde opciones médicas como corticosteroides, terapia con láser, crioterapia y presoterapia, hasta procedimientos quirúrgicos como la excisión quirúrgica seguida de radioterapia para prevenir la recurrencia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que ningún tratamiento es completamente efectivo para todas las personas y en todos los casos.

Impacto en la Micropigmentación:

Sin embargo, la micropigmentación en personas propensas a desarrollar queloides debe ser realizada con precaución. La piel con queloides es más propensa a la irritación y a la formación de cicatrices hipertróficas incluso después de procedimientos mínimamente invasivos como la micropigmentación. Es esencial que los profesionales de la micropigmentación estén capacitados para trabajar en personas con piel propensa a queloides y tomen medidas adicionales para minimizar el riesgo de complicaciones.

¿Entonces, Como saber si una persona es propensa a desarrollar Queloides?


Determinar si una persona es propensa a desarrollar queloides puede ser un desafío, ya que no hay una prueba genética específica para predecirlo con certeza. Sin embargo, hay ciertos factores y señales que pueden indicar una mayor predisposición a desarrollar queloides:

1. Antecedentes Familiares: Si alguien en la familia cercana (padres, hermanos) ha tenido queloides, aumenta significativamente el riesgo de que otros miembros de la familia también los desarrollen.

2. Origen Étnico: Las personas de origen africano, asiático y latinoamericano tienen una mayor propensión a desarrollar queloides en comparación con las personas de ascendencia europea.

3. Edad: Los queloides son más comunes en personas menores de 30 años. Aunque pueden desarrollarse a cualquier edad, tienden a aparecer con mayor frecuencia en personas jóvenes.

4. Tipo de Piel: Las personas con piel oscura son más propensas a desarrollar queloides. La piel oscura tiene una mayor cantidad de melanina, que está relacionada con la producción excesiva de colágeno en el proceso de cicatrización.

5. Historial de Queloides Anteriores: Las personas que han tenido queloides en el pasado tienen un mayor riesgo de desarrollar queloides después de una nueva lesión en la piel.

6. Ubicación de la Lesión: Las áreas del cuerpo con mayor movimiento, como el pecho, los hombros y las orejas, tienen un mayor riesgo de desarrollar queloides debido a la constante fricción y tensión en la cicatriz.

7. Tipo de Lesión: Las lesiones que implican una mayor tensión en la piel, como las quemaduras o las perforaciones, tienen más probabilidades de desarrollar queloides.


Es importante tener en cuenta que incluso si una persona tiene uno o varios de estos factores de riesgo, no necesariamente desarrollará queloides. La predisposición genética y otros factores aún no comprendidos completamente pueden influir en la formación de estas cicatrices hipertróficas. Si alguien tiene preocupaciones sobre la formación de queloides, especialmente si está considerando procedimientos médicos o estéticos que involucren lesiones en la piel, es esencial discutir estas preocupaciones con un dermatólogo o un cirujano plástico. Estos profesionales pueden evaluar el riesgo individual de cada persona y proporcionar orientación sobre cómo minimizar el riesgo de desarrollar queloides.





98 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page